"Si no me escuchas, tanto da quien DESdialoge contigo"
Últimas entradas

Un poco sobre mí

martes, abril 28, 2009 , Posted by Lady Anairu at martes, abril 28, 2009



 
Mujer y Dominante.
Por las buenas puedo ser tu mejor sueño.
Por las malas tu peor pesadilla.
Me gusta ser la Reina de mi universo particular.
Firme en mis convicciones, severa en la disciplina, temida en mis castigos.
 Para mí un sumiso/a no es un individuo con una lista de prácticas que le gustaría que yo le aplicara. Ni soy una Dómina profesional ni mi trabajo es darte placer.
Un sumiso no me sirve si su deseo y su placer no es mimarme, concederme mis caprichos, preocuparse por mi bienestar, mi felicidad y mi placer por encima del suyo propio, alcanzando así su felicidad.
Me han acusado en alguna ocasión de tomarme el BDSM muy en serio. No me duermo a diario con un látigo en cada mano, ni me levanto todos los días vistiendo un arnés y tengo mis días vainillitas. Podemos contar chistes antes e irnos de birras después, puedo reírme, contar chistes, divertirme y gozar mientras te llevo al borde del orgasmo para luego denegártelo, pero quien primero me agradecerá que no me tome a guasa hacer  trampling con la puntas de mis tacones en tu tráquea serás a buen seguro, tú mismo.
Veo venir a los ciberpajilleros dos cuadras más atrás, a veces hago como que no los veo, otras les doy cuerda para que se ahorquen ellos mismos, otras les doy una seca parada en cuantos se me acercan, todo depende de mí humor, pero dejé de hacer pajas hace más de una década.
Me divierten quienes piensan que tras haber intercambiado conmigo menos palabras que Kennedy y Jrushchov en la crisis de los mísiles cubanos me tienen en el bote y comienzan a pedir: Que si cam…, que si una foto en sesión…, mis medidas. Pobres hijos de obispo todo el día pidiendo, sin saber que a la única que le gusta y tiene permitido  pedir en mí reino, es a mí.
Hacerte el gracioso y el simpático, ni es la llave que abre la puerta de mi dormitorio, ni me hará desear verte a cuatro patas. Cuando quiero ver a alguien intentando hacer reír a los demás, me voy al circo. Ser payaso, me parece una profesión muy  difícil, honesta y digna, lo único que esperan de su público es un aplauso final en reconocimiento y agradecimiento por su trabajo, no irse a la cama con su público. Deja de ser un mal payaso, e intenta ser mejor perro.

Currently have 1 comentarios:

  1. pepe perez says:

    Me parece una filosofia bdsm muy acertada.