"Si no me escuchas, tanto da quien DESdialoge contigo"
Últimas entradas

de palabras, lunares y distracciones

jueves, marzo 18, 2010 , Posted by Lady Anairu at jueves, marzo 18, 2010


No me gusta gritar, de hecho odio los gritos, salvo en los casos excepcionales de demostración de alegría.

Cuando entro en una tónica o escena más dura con mis sumisos, cambio el tono de voz, pero no lo elevo.

De la misma manera cuando estoy en plena alegría o charlando sobre un tema que me apasiona, mi velocidad de pronunciación es elevada, sn embargo cuando estoy concentrada, y relajada mi hablar es mucho más lento.

Y sip, tengo un lunar en el lado derecho de mi labio superior. No, nunca me lo he remarcado, al contrario si me maquillo queda difuminado.

Y yo le explico al sumiso,- en este caso a titus- que mi deseo es que no se mueva por tanto tiempo, le explico que le puede suceder si se mueve... lo que un movimiento suyo me desagradaria... Y de pronto al fijarme en su mirada, me doy cuenta de que la tiene fija en mi boca, pero no me esta prestando la debida atención. Me oye, pero no me escucha. y le chasqueo los dedos justo en su oreja, sabiendo cuan mal lleva esa acción. Y de manera automatica regresa y obtengo nuevamente su total atención a mis palabras:

- ¿Se puede saber en que está pensado uno de mis perros preferidos?, ¿ Cómo tienes la desfachatez de distraerte cuando te estoy explicando una cosa de suma importancia?

Le piso una de sus manos con el tacón de mi bota, no siendo que se me vaya a distraer de nuevo...

- ¿Ama, me concede el privilegio de explicar mi distracción causada por algo totalmente ajeno aeste humilde perro?

Resoplo, y pienso en que he de hacer algo con el descaro de este perro en concreto. No en vano ya me ha dado una primera excusa solapada y no pedida junto con su petición.

- Si el perro se distrae, siempre es culpa del perro.- Le recuerdo mientras le empujo por la barbilla con la punta de mi bota para levantarle la cabeza.

- Permitame informarla de que en este caso ha sido su lunar la causa Ama. Me preguntaba si era maquillado o natural.

- ¿ Y cual de ellos en concreto es el que te ha distraido?- Le pregunto con cara maléfica.

- El de su labio Ama Anairu.

Y yo me rio internamente, mientras le aplico la serie de azotes que estimo por su distracción. Si el de mi labio distrae a mi perro titus.... Cuando vea otros de mi anatomía el pobre va a entrar en estado de lobotomia inducida por lunares

Currently have 0 comentarios: