"Si no me escuchas, tanto da quien DESdialoge contigo"
Últimas entradas

Despertar la naturaleza dominante de la mujer

sábado, junio 04, 2011 , Posted by Lady Anairu at sábado, junio 04, 2011

La naturaleza Dominante de la mujer normalmente permanece dormida debido a la educación que todas recíbimos desde la cuna.

Algunos hombres tienen el valor de confesar su naturaleza sumisa a su mujer, novia o pareja, pero la mayoría eligen ponerse en manos de una Dominante fuera de su hogar y vivir paralelamente su sumisión fuera de casa sin arriesgarse a ser rechazado por su pareja.

Del sector minorítario de hombres que deciden declararle abiertamente a su pareja el deseo de someterse a ella en el domitorio, algunos deciden sabiamente dar pequeños pasos iniciales que pueden ir despertando  la naturaleza Dominante de su pareja.

Otros sin embargo, llevados por la impaciencia y los nervios, lo sueltan todo de golpe sin que la pareja esté preparada para entender, asumir y aceptar semejante confesión. Lo que origina conflictos y discusiones por algo que no se ha explicado correctamente y por lo tanto no ha sido entendido de la manera correcta.

No se trata de decir de sopetón: " Cariño me gusta que me aten, así que vamonos a la ferreteria a comprar unos metros de cadenas. Y a la vuelta paramos en una tienda de equitación por una fusta, ya que deseo que me azotes todas las noches antes de ir a la cama. !Ah! Y ya de paso, paramos por el sexshop de la esquina y compramos un vibrador, porque ni te imaginas cuanto gozo cuando me dan por culo". Todo ello podrá ser  muy sincero, pero advocado al fracaso de manera irremediable. Lo más que el sumiso va a recibir a cambio va a ser: "¿Qué te has fumao?"

Hay que ser más sabio y mucho más paciente, comenzando por hacer ver a la pareja las ventajas de ser la parte Dominante en una relación hombre/mujer.

Para edificar un rascacielos, hace falta primero unos buenos cimientos. Los ascensores son prescindibles en el inicio. En la D/s igual, no hay necesidad de comenzar regalando un corsé y un látigo que la mujer no sabrá usar y en buena médida la asustará.

Un buen inicio es comenzar a tratar a la propia pareja de la misma manera que el sumiso haría con cualquier otra Dominante: Abrirle las puertas, apartarle la silla antes de que se siente, regalarle flores,en resumen, portandose como un caballero. Las mujeres somos inteligentes y sabemos apreciar las atenciones.

Cuantos hombres han tomado el hábito de llegar a casa, ignorar a su pareja y apoltronarse en el sofá mando TV en mano, o conectarse a internet a vivir su cibersumisión oculta, hasta que su pareja les llama para cenar a mesa puesta. Este sería el segundo paso cambiar y centrarse más en la pareja a la hora de llegar a casa. Hoy día el 90% de las mujeres se ha introducido en el mercado laboral. No me imagino a ninguna de esas mujeres despreciando un masaje de pies al llegar a casa tras una larga jornada laboral. Cuando llegamos cansadas a casa, lo que a todas nos gusta es un hombre que nos sirva y nos mime según la necesidad de cada una. No deseamos en absoluto un hombre demandante. A buen seguro preferirá ser ayudada o liberada del engorro de colocar la compra, antes  que escuchar desde la comodidad del salón: "Cielo¿Te acordaste de comprar mis latas de cerveza? Con este tipo de pequeños  detalles, se está comenzando a servir como sumiso a la propia pareja, que en poco tiempo aprenderá a relajarse y recibir esa sumisión.

Cuantas veces la mujer ha de dar la lata para que esa pesada bolsa de basura sea llevada al contenedor o el cesped del jardín deje de asemejarse a una jungla amazónica.

Si la pareja pregunta a que se debe el cambio, es la oportunidad de decir lo feliz que servirla y someterse a sus deseos le hace, es el momento de hablar de manera ligera sobre la Dominación Femenina sin necesidad de adentrarse en los más oscuros temas de la D/s y pedir que se le asignen más tareas que a ella la hagan feliz. De que siente la necesidad y el impulso de dejar las riendas de la relación a ella, impulso que ha estado contenido por la creencia e imposoción social de que el hombre ha de ser el macho lider en una relación.

Con toda seguridad más de uno se llevará una grata sorpresa. Puede que esa pareja no haya pensado aún en azotar a su pareja por una lavadora mal puesta, pero habiendo probado lo bien que se siente siendo servida, fijo que se habrá estimulado el deseo Dominante de la mujer y esta responderá de manera más favorable a la naturaleza sumisa del hombre, que si se le muestra de sopetón la web "Men in Pain".

Currently have 3 comentarios:

  1. Fernando says:

    Excelente guía de comportamiento para un sumiso casado. Conozco a mas de una mujer que despertaría a la dominación si su marido se comportara así.
    No me sirve a mi de mucho, al ser soltero, pero en mi forma de ser ante alguna amiga algo de lo que dices se refleja.
    Mi mas sincera enhorabuena Ama Anairu

    Alarico

  1. Lady Anairu says:

    Estimado Fernando, a buen seguro que más de un matrimonio, reencontraría la pasión inicial ya olvidada.

    Y si no se está casado... son pequeños detalles que pueden ayudar desde los comienzos.
    Gracias po la visita

  1. Es una muy buena guía, sobre todo por que está pensada sobre la óptica femenina, lo cual muchos sumisos no saben ver.

    Saludos