"Si no me escuchas, tanto da quien DESdialoge contigo"
Últimas entradas

Limites; los demonios a luchar

viernes, agosto 05, 2016 , Posted by Lady Anairu at viernes, agosto 05, 2016

Los límites son esos demonios de los sumisos, que al igual que los culos, cada uno tiene el suyo propio, personal e intransferible.

Los límites, al igual que los demonios, pueden presentar múltiples caras. No necesáriamente, un límite ha de ser un tabú a una o más prácticas Bdsm concretas.

Para un sumiso, un limite puede ser un defecto que él se vea, y que no le permita dar ese paso hacía adelante. Secretos que se guardan, mentiras pasadas que se temen desvelar, miedo ilógico, que por mucho que el sumiso entienda que es ilógico, no por eso deja de ser tenido.

 A veces de manera sorprendente, por ser desconocido, incluso hasta el propio sumiso aparece un límite, en forma de candado mental.

Todos merecen el mismo respeto. Ninguno debe ser infravalorado, ni mucho menos despreciado. Ni en la mente del Dominante y mucho menos en la cara del sumiso.


Han de trabajarse cuando se puede, no cuando se quiere, y mucho menos en el momenqto en que te enteras. El sumiso ha de estar en un estado emocional óptimo, la confianza es un factor clave aquí. Si tú no confias, o no estás segura,  de cual puede ser su reacción, ni durante ni después a la hora de enfrentarlo, consiga superarlo o no, mejor demorarlo el tiempo que sea necesario. No hay una fecha tope, aquí no hay que fichar a la salida. Así que toda la paciencia del mundo.

Es como enfrentarse a un demonio que esconde armas secretas, si no estás segura de haberlas localizado todas, es preferible dejar la batalla para otro dia, con el fin de ganar la guerra.

No importa cuantas batallas se aborten, lo importante es que durante esas batallas el sumiso no sea el perjudicado de manera que no le permita afronta la batalla que por fin ganará la guerra.

Quizás la manera más certera es dar un rodeo antes de entrar a matar...


El tiempo de demora entre batalla y batalla, tampoco está escrito con sangre en ninguna tabla mágica. Depende tanto de la parte dominante, como de la del sumiso.



Y el ingrediente final.

Cuando un límite ha sido superado, los demonios vencidos. Toca celebrar a lo grande por lo alto con el sumiso.

Y como  aún es viernes, os dejo una canción.

Demos de Imagine Dragons.


Esta canción no está dirigida a demonios literales, si no a mis propios demonios personales; defectos, miedos, fobias. Cosas que todos tenemos; mentimos, engañamos, envidiamos, guardamos secretos. Estar ligado al infierno, significa estar ligado a esas cosas.

Lo que para mí, aparte de que es una canción que me encanta por si sola, lo hace ser un hinmo a los límites.

Va dedicada a todos los que los tienen, los que los están trabajando, los que los han superado.
 Y para todos.
Feliz fin de semana.




Currently have 0 comentarios: